Retroanálisis: LG P350 (Optimus Me), de jubilarse nada | La Cueva de Android


En esta página hemos visto terminales que van de lo sobresaliente a lo mojón de desagüe, a decir verdad, creo que sentimos cierta satisfacción morbosa examinando porquerías, y también somos un poco masoquistas, algo que no negaremos. Y esta vez no hablaremos de una tableta; que ya se hacía en falta hacer el review de un smartphone, lamentablemente no vi mejor candidato que el LG Optimus Me o LG P350, propiedad de mi viejo —del que he heredado el gusto por el trasteo, los celulares y las computadoras—. No, el LG P350 no es el último tope de gama de éste año, mucho menos el gama media estrella que le quito el puesto al Moto G. Es un teléfono ancestral que usaron ampliamente nuestros felices antepasados, que se mantiene vivo en 2015 gracias a una comunidad de desarrollo que no lo ha abandonado. Ya saben, ponganse cómodos y preparen canchita que hay que leer mucho.


Debo aclarar que el terminal que estamos analizando no tiene su ROM de stock, si no una cocinada llamada "Xperia UI", así que nos enfocaremos más en su funcionamiento para lo que es hoy ya rooteada y manoseada un sinfín de veces. Pero antes algo de historia, niños: resulta que en el feliz enero del año 2011, con el feo de Android en pleno auge, LG lanzó el P350 para la gama de entrada —ya les dije que no ha hablamos precisamente de un gama alta—, en esas épocas resultó ser una pequeña sorpresa para lo que sea veía en la gama baja de aquél entonces, y es aquí por donde colamos la parte de las especificaciones. Ah, y es táctil, por si no lo notaron ya.


El LG P350 monta un procesador mononúcleo Qualcomm MSM7227 (ARMv6) a 600 MHz, pantalla TFT de 3 pulgadas a una resolución de 320x480 —no, enserio, para esos años se consideraba una buena resolución para un modelo básico—, 174 MB de RAM, cámara trasera de 3.15 MP, batería de 1280 mAh, Android 2.2 Froyo y radio. Ya sé, ahora mismo deben estar riéndose en sus sillas, preguntándose por qué el mamarracho del Moktar haría un review de un fósil, pero esperen que ni empiezo.


Hablemos del rendimiento: cuando salió por primera vez fue recibido con buenas críticas por la fluidez del sistema y lo rápido que era, incluso se le consideró un gama media económico. El problema es que con el tiempo, un celular de gama baja de principios del 2011 tiene que volverse lento cuando los años comienzan a pesar, así que lo recomendable en estos casos es rootear el terminal e instalarle una ROM cocinada.
En nuestro caso no pasaron ni seis meses cuando el LG P350 de mi padre —si la memoria no me falla, él lo compró como en abril de ese año— ya estaba rooteado y con otra ROM de la que no me acuerdo. Ahora mismo anda con uno llamado Xperia UI v2, basado en Android 2.3 Gingerbread y bien optimizado, vaya...


No les miento si les digo que el teléfono es bastante rápido considerando sus limitaciones. Con Cyanogenmod 10 iba muy rápido, excepto algunos cuellos de botella con algunas aplicaciones, pero poco frecuentes, lo mismo con un firmware llamado NexusMe, aparentemente basado en Kit Kat, buen rendimiento y todo salvo algunos errores con el Bluetooth. Para un uso básico y juegos muy poco exigentes —probado con DOOM— y una buena ROM, el viejo LG P350 no tiene porqué sufrir ralentizaciones de algún tipo.


La pantalla no destaca en nada, en serio. Los colores son muy vivos y el brillo aceptable, pero estamos ante una resolución de 320x480, es decir, se trata de una pantalla pequeña de 2.8 pulgadas, no será un martirio pero mucho menos es una experiencia especialmente grata, los elementos en pantalla son aceptablemente nítidos aunque si miramos muy de cerca notaremos bastante los píxeles y cierta distorsión en las formas producto de ello. Algo que si hemos notado es que el panel táctil no es de gran calidad —no es frágil —, y se siente un tanto plástico al tocarlo y con el tiempo de uso su función táctil tiende a perder efectividad y a volverse un poco errático, requiriendo que de presione con un poco más de firmeza para realizar alguna acción. Nada que no se solucione comprando un repuesto en eBay, que andan bien baratos, no sean tacaños.


El diseño del LG P350 en sí es bonito, tenemos un acabado plástico en la parte trasera que si bien hace fácil que de resbale de las manos si somos unos descuidados, es bastante cómodo para sostener gracias a la forma de su tapa trasera. Lo mismo con la parte delantera, se ve realmente bien. Su construcción es realmente robusta, ya habré perdido la cuenta de cuántas veces se habrá caído, pero en varias ocasiones lo he visto sufrir una que otra caída aparatosa de esas que te quitan el aliento y seguir funcionando como si nada hubiese pasado. Ah, y esa vez que llovía a cantaros y se le ocurre caerse y desbaratarse por completo, dando desafortunadamente a parar a un pequeño charco de agua —la ley de Murphy—; pues eso fue hace dos años y a día de hoy aún funciona como debería. El recio el bicho ese.


La batería es un punto flojo en el actual 2015, hablamos de un dispositivo que ha cumplido 4 años, la batería tiene que haberse deteriorado bastante en ese lapso, si hablamos de un terminal con bastante tiempo de uso como el que estamos analizando. Con un uso regular, la batería de 1280 mAh del LG P350 puede durar todo el día, y al finalizar el mismo deberemos también cargarlo porque seguramente estará en el 15% -- Con un uso intenso, digamos viendo videos y abriendo juegos, la batería durará como máximo unas 3 o 4 horas seguidas antes de llegar a niveles críticos.


Las cámara en sí es bastante mediocre, como hablamos de un terminal perteneciente a la gama de entrada, es algo que no tiene demasiada importancia, tiene una nitidez un poco baja y los niveles de luz no son muy altos por lo queblas fotos tienden a salir oscuras aún en ambientes con poca luz. Nada sobresaliente en este aspecto, la verdad; pero he visto porquerías de hoy en día que tienen cámaras muchísimo peores que ésta y no hablo de gamas bajas ni celulares más baratos que éste.


En conclusión, el LG Optimus Me es un dispositivo que realmente a día de hoy no conviene comprar a menos que tengamos poco dinero y necesitemos un móvil urgente; ojo, no estoy diciendo que sea malo, es un terminal bastante decente que ha envejecido de maravilla gracias a una comunidad que desarrolla activamente ROMs para él, pero poniéndolo todo en perspectiva es un equipo desfasado que sólo nos servirá para trastear o dale un uso bastante básico. ¿Quieren un gama baja de lo mejor? Elijan un Moto E siempre que puedan. Y si tienen un LG P350 al que quieren jubilar, rooteenlo y flasheen una ROM.

Publicar un comentario

César Barrantes

{picture#https://2.bp.blogspot.com/-87jyLDIFZTM/WBFboqQGR4I/AAAAAAAAb5I/6-1SbCa-kx8owN3AsTVvNL0Gr7qlhE6WACLcB/s200/cesar-barrantes-renderizado-01.jpg} Cinéfilo, carnavalero, amante de la buena música y friki a tiempo completo. "Algo suena en mí y es mejor que una canción; el arte es sobretodo un estado del alma". {facebook#https://www.facebook.com/cesar.barrantes.7} {google#https://plus.google.com/115915750931228352631} {youtube#https://www.youtube.com/channel/UCp_z0l2keVLXFRwUPa35RtQ}

Rolo Nieves

{picture#https://4.bp.blogspot.com/-kvtvyd4PBp0/WBFbYZsq7UI/AAAAAAAAb5A/YuK4RXgt9ugsti8HLUZgmHBBPMvNj9rBwCLcB/s200/rolo-nieves-renderizado-01.jpg} Amante de la informática, apasionado del software libre, GNU/Linux, el rock progresivo y usuario sin remedio de Android. Cada aspecto de mi vida es psicodélico. {facebook#https://www.facebook.com/LeMoktar} {google#https://www.google.com/+RoloNieves}
Con tecnología de Blogger.