Análisis Post Mortem: Tableta Advance Intro TR4048, no todo es gama alta | La Cueva de Android


Las cosas bien claras, vivimos en un Perú tercermundista, donde dominan los celulares gama de entrada que los sinvergüenzas de nuestros operadores venden como si fueran crem de la crem, y a precios alejados de lo que en verdad valen; ya, que ahora eso está cambiando con el cada vez mayor conocimiento de la peña por lo que usa y quiere usar, pero aún así, el bajo poder adquisitivo de nuestros ilusos compatriotas hace que compren cosas baratas (a veces ni tan baratas) y de mala calidad habiendo alternativas mejoras por igual precio. Sin embargo, a veces algunas marcas no son tan malas, ya veremos una en particular.

En este análisis o review como gusten, hablaremos de la tableta de 7 pulgadas Advance Intro TR4048 lanzada por Deltron allá por el 2013 —por eso le llamamos postmortem—, que de entre las porquerías que se solían —y aún suelen— vender por aquí como Prolink, Yezz, Continental, AOC, MTV, Commodore (ya tendremos oportunidad de descargar nuestro odio contra esta lamentablet, menuda mierda, vaya) y otras innombrables y hasta con Bob Esponja y Blanca Nieves en la carcasa, esta al menos es usable. Ahora, la pregunta es: ¿qué tiene de especial esta tableta? Pues nada.

Imagen: Preciolandia
Veamos, el susodicho monta un procesador doble núcleo Amlogic AML8726-MX (o M6 en algunos casos) a una frecuencia de 1.5GHz, pantalla de 7 pulgadas —cero palos, por favor— a una resolución de 1024x768, 1GB de RAM, 8 gigas de almacenamiento interno y ranura MicroSD, batería de 3790 mAh, cámara frontal y trasera que no valen la pena especificar y Android 4.1.1 Jelly Bean de serie.

Bien, en cuanto al tema del procesador, puede que Amlogic sea un completo desconocido, pero en el caso de esta tableta no nos ha defraudado para nada, si bien es cierto la interfaz no corre tan fluído al igual que muchas chinorris por temas de optimización y en ocasiones el equipo recalienta como un volcán activo, el aparato se desenvuelve bastante bien en juegos como GTA San Andreas poniendo los ajustes gráficos en medio/bajos. 
Imagen: Preciolandia
Ahora, probablemente se trate de un problema de construcción de la misma tablet, de vez en cuando —una vez a la semana como mucho— se apaga sóla. Y en ocasiones menos frecuentes es probable que luego de suspenderla, no vuelva a encender nuevamente y tengamos que usar el botón power para volver a prenderla. Por otro lado, que este review es caótico, la batería dura lo justo, y dará como mucho de 4 horas seguidas autonomía si le damos harta caña, y con un uso bastante esporádico, puede durar varios días.

¿Qué tal la construcción de la tableta? Bien, primero, el equipo tiene un diseño correcto y hasta bonito, pero para nada sobresaliente, la tapa trasera tiene una textura un tanto gomosa; pero algo que sí hemos notado es su pobre construcción, no es frágil, pero da la impresión porque el plástico de su carcasa suele crugir a menudo, y ya que mencioné la fragilidad, la carcasa de esta tableta aunque lo parezca no la tiene, y es que puede sobrevivir caídas regularmente altas y sobrevivir como si nada, eso sí, si se cae de pantalla será mejor que recen 10 padres nuestros porque no importa que tan bajo haya caído, lo más probable es que el cristal (en realidad no parece de muy buena calidad) esté roto, y lo sabemos de primera mano —y que soy un salao también lo sé de primera mano—; siendo francos, con el dinero que cuesta el repuesto y mano de obra yo guardaría esa plata y juntaría para otra tableta.

Ahora nos toca hablar del software, que como dijimos anteriormente, la tablet trae Android 4.1.1 Jelly Bean y nos ha funcionado sin ningún problema, excepto el del tema de algunas aplicaciones que simplemente rehusan instalarse. He tocado y usado varios equipos chinos (de los chinos, pero de los que son malo-malo-malotes) y no hay ninguno que se salve de este problema y es que la tableta podrá decir Advance en la tapa y decir que es peruaba pero en realidad no es más de una rebautizada o rebranded procedente de algún taller local en algún lugar de China. Luego de eso, repetimos, nos ha funcionado bastante bien y en ningún momento durante el largo tiempo que se le dio uso se colgó o experimentó ralentizaciones, sí en serio.
Imagen: Preciolandia
La pantalla es otro punto en el que nos mantenemos neutrales, la mayor parte de las porquerías que suelen venir de la China y venderse aquí a granel traen pantallas mugrosas con 800x480 de resolución, si, desde celulares hasta terminales de 10 pulgadas. Nuestra queridísima Advance TR4048 monta una pantalla capacitiva de 5 puntos a una resolucion de 1024x600, no es una gran resolución, pero ofrece una pantalla bien nítida salvo contadas excepciones, en este caso, las letras en pantalla no se ven especialmente bien por lo que no la consideramos apta para la lectura y en parte se debe más que seguro a que los de Deltron o quien sea el chino que haya cocinado la ROM no colocó bien el dpi de la pantalla y las letras de la interfaz se ven extremadamente pequeñas teniendo que recurrir desde el primer día de uso a ajustar el tamaño de letra en la configuración. Dejando de lado la letra, los dpi y demás cosas que a nadie le interesa, el brillo de la pantalla es casi aceptable y los colores son muy vívidos y nos hemos percatado que luego de un tiempo de uso extensivo, la pantalla empieza a mancharse y presentar fugas de luz, aunque son casos aislados y creemos que debió tratarse de un panel defectuoso.

¿Qué mas podemos decir? No se trata de una mala tableta, pero de ninguna manera estamos ante una grandiosa Nexus 9 o una Nvidia Shield. No creo que siga a aún en venta, por el precio al que se vendía —nosotros lo conseguimos a S/. 350 soles nueva en tiendas Efe, luego no volvimos nunca más— es una alternativa económica y funcional para niños o adolescentes, es rápida, no presenta fallos importantes y la batería dura lo suficiente para mantenerla funcionando unas horas sin poner el cargador, el software funciona como debería y eso; sólo no esperen que actualice a Kit Kat o Lollipop, porque eso no sucederá jamás.

(*) No disponemos de capturas propia de la tableta que teníamos; resulta que se rompió la pantalla en una situación cuanto menos alucinógena, pero esa es otra historia, así que empezamos a usar el equipo con fines educativos hasta que en uno de nuestros experimentos la fundimos, y la pobre fue a dar al bote de basura; así es la vida, chicos.

Valoración
3.9/5 – 1

Publicar un comentario

César Barrantes

{picture#https://2.bp.blogspot.com/-87jyLDIFZTM/WBFboqQGR4I/AAAAAAAAb5I/6-1SbCa-kx8owN3AsTVvNL0Gr7qlhE6WACLcB/s200/cesar-barrantes-renderizado-01.jpg} Cinéfilo, carnavalero, amante de la buena música y friki a tiempo completo. "Algo suena en mí y es mejor que una canción; el arte es sobretodo un estado del alma". {facebook#https://www.facebook.com/cesar.barrantes.7} {google#https://plus.google.com/115915750931228352631} {youtube#https://www.youtube.com/channel/UCp_z0l2keVLXFRwUPa35RtQ}

Rolo Nieves

{picture#https://4.bp.blogspot.com/-kvtvyd4PBp0/WBFbYZsq7UI/AAAAAAAAb5A/YuK4RXgt9ugsti8HLUZgmHBBPMvNj9rBwCLcB/s200/rolo-nieves-renderizado-01.jpg} Amante de la informática, apasionado del software libre, GNU/Linux, el rock progresivo y usuario sin remedio de Android. Cada aspecto de mi vida es psicodélico. {facebook#https://www.facebook.com/LeMoktar} {google#https://www.google.com/+RoloNieves}
Con tecnología de Blogger.